Ventajas y desventajas de viajar en coche

Muchos son los métodos que tenemos para viajar. Uno de ellos es el coche. El coche típicamente es rechazado por los viajeros con la excusa de perder el espíritu del viaje y el aislamiento que produce. Sin embargo, debemos sopesar los pros y los contras fríamente en lugar de dejarnos llevar por la opinión generalizada.

  • Lo primero de todo, el coche te da libertad. Libertad para moverte, el coche llega hasta muchos sitios que no llega el transporte público.
  • Libertad para parar cuando quieras en medio del viaje, si estás cansado o necesitas estirar las piernas, o simplemente quieres parar para comer tranquilamente admirando un paisaje, o quieres admirarlo sin estar comiendo.
  • Puedes parar a dormir en medio del viaje. Además, si no consigues alojamiento, siempre puedes acomodar los asientos y dormir en el coche, mucho mejor que dormir en un banco en la calle, o un aeropuerto. Dormir en el coche no es ningún cuento de hadas, si hace frío, pasas frío, y si hace calor te fríes, y por la mañana tampoco tendrás la espalda para muchos sobresaltos.
  • Viajar en coche muchas veces es más rápido para llegar a tu destino, ya que evitas intercambios y llegas directamente a tu destino. Tú eliges dónde quieres ir y la única limitación que tendrás para llegar serán el asfalto y la gasolina.

¿Cuáles son los problemas del coche?

Aún de todas estas ventajas, el coche ofrece bastantes desventajas serias.

  • El alto precio de la gasolina será la principal razón por la que pueda venirte mejor hacer otro tipo de viajes. Sólo puede subir, y cuando baja es algo ridículo teniendo en cuenta el absurdo precio que alcanza el litro de combustible.
  • El riesgo de accidente, que está siempre ahí. Por desgracia, ni siquiera controlando la velocidad y teniendo cuidado pueden evitarse del todo.
  • El riesgo a quedarse tirado por el coche, por un fallo del motor, o por un pinchazo. Arreglar el coche sobre la marcha puede ser un gran problema.
  • Quedarse atascado por el temporal, en el que puedes tener que dejar el coche, o tener que quedarte esperando hasta que abran la carretera, o si tienes suerte puedes dar un rodeo por el que puedes encontrar sitios muy interesantes.
  • La zona azul que acecha en casi todas las capitales, no importa qué nombre le pongan: OTA, OLA, SER, distintos nombres para la misma trampa, si quieres aparcar en el centro. Dejar el coche un poco a las afueras y entrar al centro a pie es una opción, aunque pierdes la movilidad que te proporciona tu vehículo.
  • Que te roben el coche, si estás fuera de tu ciudad, encontrar tu vehículo y volver a llevarlo a tu lugar de origen si ya has vuelto es de los mayores problemas a los que te vas a enfrentar. Es muy importante conocer zonas donde dejar el coche sea más seguro.
  • Aparcar en la ciudad, en algunas es simplemente imposible, y no tendrás más remedio que pagar un parking público durante varias horas. El máximo de dinero está sobre los 20 euros, y cada 24 horas se acumula un nuevo pago, por lo que a esos primeros 20 deberás añadir de nuevo las horas que gastes.
  • La contaminación, el coche es el vehículo del consumismo por excelencia, gasta, es caro y emite mucha contaminación. Comparado con cualquier otro medio de transporte, proporcionalmente es de los que más contaminan

Personalmente, he utilizado el coche en alguno de mis viajes y ha supuesto más ventajas que inconvenientes, aunque siempre se presentan problemas. ¿Tú cómo los solventas? ¿Te compensa hacer un viaje en coche?

Volver